Georgia-Osetia y relaciones internacionales. Análisis de la cuestión.

San Marino, Monaco, Lietchtestein, Andorra, ….

Parece ser que hay un problema con  los problemas (valga la redundancia) que provocan las reivindicaciones de independencia de algunos territorios.

La cuestión de Georgia puede ser mas importante o una punta de lanza, de lo que puede pasar en las relaciones internacionales en un futuro no muy lejano.

Como la mayoría de los conflictos habidos en las ultimas décadas, son conflictos que surgen debido a situaciones que quedaron enquistadas y no se solucionaron adecuadamente.

La crisis de los balcanes es un conflicto histórico que viene de una solución artificial de la primera guerra mundial, que dividio de forma artificial los territorios.

El conflicto de Georgia puede ser la punta de lanza de una disolución de la antigua URSS de una forma silenciosa que vino en forma de colapso de su antigua gestión comunista, pero que pareciera que no se realizó de una forma adecuada, pudiendo haber quedado en proceso latente muchas causas de conflicto que podrán aflorar cuando cada una de esas repúblicas vayan tomando estabilidad e intenten posicionarse en el marco de relaciones internacionales, apoyadas y motivadas por unos EEUU.

A todo esto se une un cierto miedo ‘ancestral’ a las disoluciones y divisiones territoriales. No es que haya que ser partidario o no de la independencias, pero tampoco es de recibo tener un temor tan grande a las divisiones de estados.

Si Osetia del Sur y Abjazia llevan funcionando com territorios independientes desde 1991, que se declaró independiente Georgia de la URSS, ellos reivindican su independencia y Rusia lo avala, No entiendo porque todo esto se convierte en un conflicto internacional que pone en peligro el fin de la guerra fria.  Kosovo se declaró independiente Rusia no lo aceptó y creo que no pasó nada, o quizá esto sea una represalia a esa cuestión.

No sé, pero que todo esto de que las independencias originen tantos problemas, suena a un miedo del que aún desconozco sus orígenes.

No veo ningún problema en que quien quiera se independice, siempre que sea un sentimiento mayoritario y nunca impuesto, que cada cual haga lo que quiera, ese miedo ancestral a la división parece que es contrario a los instintos de colonización.

Incluso países pequeños sobreviven y quizás, mejor que los grandes estados.

Las grandes patrias tambien me dan un poco de yuyu.

El siguiente enlace lleva a un artículo que hace un análisis bastante interesante y acertado de las cuestiones de independencias y relaciones internacionales.

http://www.estrelladigital.es/diario/articulo.asp?sec=opi&fech=02/09/2008&name=piris

jsaez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Lunar Park, B. Easton Ellis

Lun Sep 1 , 2008
Share on Facebook Tweet it Share on Reddit