«… iba borracho y punto, nen…»

«El joven de 21 años que agredió a una menor por ser ecuatoriana en un tren en Barcelona explica sus motivos», La vanguardia, 23-10-07.

Sin desperdicio, el chaval este no es sólo un caso raro y aislado, hay muchos jóvenes cuya actitud y compustura es similar. Admiten sus fallos con una naturalidad brutal y dan su brazo a torcer con ira y descaro, reconociendo sus fallos pero a la vez amenazando y dando por sentado que el hecho de reconocerlo ya les da la razón para sentirse indignados.

Por el el hecho de reconocer que estaba mal, ya le es suficiente para sentirse ‘redimido’.

Después de pegar y patear de forma inhumana a una menor en el metro, reconoce con descaro que estaba mal y que todo esto se explica con:

«… iba borracho perdido y ya está. Ni racismo ni ná, porque yo, racista no soy…» «… iba borracho y punto, nen…»

no, si al final lo malo del tema para él, es que sea o no sea racista, lo de patear a la primera persona que se te ponga en la narices y si es menor e indenfensa, no tiene la menor importancia.

Además si todo fué porque iba borracho, asi que por favor que le dejen en paz y ya lo reconoce y todo solucionado.

Pues ná. A esperar a que se pille otro pedo y asesine al primero que se le ponga a tiro.

Total, tranquilos, como no es racista, quizás no sea un negro la victima.

Ay! que tuneada juventud.

jsaez

Entrada siguiente

Reflexiones Virtuales

Mié Oct 24 , 2007
Este curso 07-08, experimentaré lo que supone el teletrabajo y la virtualidad absoluta. Toda mi actividad la realizaré de forma virtual. Como colaborador de una universidad virtual, la UOC, en la que llevo un aula de 80 estudiantes de Ingeniería Informática,  concretamente una asignatura denominada Multimedia y Comunicación. Realizando un […]

Puede que te guste